(In)Conveniencias de los seguros de Automóviles

Autor: Enrique Martínez Hernández

d8d07d7b36c7769c64349b585a548a20.jpg

Entendamos en primer lugar, que el seguro del automóvil tiene por objeto primordial el de reparar e indemnizar por los daños accidentales producidos a terceros y en el vehículo asegurado.

La cobertura principal consiste en asegurar los daños causados a terceros en el uso del vehículo (responsabilidad civil del automóvil), el robo total o parcial del vehículo, daños a la salud del ocupante o terceros involucrados en un hecho de tránsito.

Ahora bien, el seguro para automóviles ya no será opcional, sino obligatorio, será una obligación para todos aquellos automovilistas que circulen por carreteras, caminos y puentes federales, pues a partir de este año 2019, las autoridades exigirán durante una infracción, incidente vial o alguna emergencia el seguro del automóvil que cubra daños a terceros principalmente.

De inicio, aplicó para vehículos modelos 2011 y posteriores, con un valor de facturación mayor a 186 mil pesos; ya para el año 2015, fueron los vehículos de 2008 en adelante; en el año 2016, los modelos 2005 y subsecuentes; en 2017, a partir de modelos 2000 y en ahora en 2019, para todos los autos que deberán contar con dicha cobertura, la ley ya entro en vigor, y de inicio la contratación del seguro de responsabilidad civil será compromiso del propietario del auto, mientras que la verificación de su cumplimiento estará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, por medio de la Policía Federal.

La disposición en resumen, es la siguiente:

Una vez que se publicaron en el Diario Oficial de laFederación (DOF) las modificaciones a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal -que realizaron los diputados con anterioridad en la legislatura pasada- obligan a todos los vehículos que transiten por dichas vías, a contratar un seguro que responda por los perjuicios causados a otro vehículo o personas, en caso de algún accidente.

En al menos 14 entidades del país, incluida la Ciudad de México, el seguro de auto de responsabilidad civil es obligatorio en tener una póliza vigente, solo Jalisco y Yucatán piden un holograma en los vehículos para confirmar que el conductor cuenta con seguro.

Pero especialistas también han criticado esta medida, porque, dicen, no es posible comprobar que la cobertura esté vigente; Jalisco, Baja California, Morelos y Veracruz están entre las entidades que especifican un límite de cobertura; el caso de Sonora es distinto, pues el seguro de responsabilidad civil con una cobertura de hasta $50,000 pesos va incluido en el costo de la licencia, el Distrito Federal recientemente publicó un reglamento en el que impone una multa de $2,800 pesos a quien no tenga póliza de responsabilidad civil; en Querétaro hubo una iniciativa al respecto, pero no fue aprobada.

Así que los conductores que no cuenten con una póliza de seguros, deberán contratarla, aunque salgan a carretera sólo una vez al año, pues no cumplir con la nueva disposición podría traducirse en una multa de entre 20 y 40 días de salario mínimo (de $2,053.60 a $4,107.20 pesos aproximadamente), la multa, una vez aplicada, podrá ser cancelada si el sancionado demuestra la contratación de un seguro en un plazo no mayor de 45 días.

¿La razón principal de la medida?

En México, menos de 30% de autos están asegurados esto es siete de cada 10 autos no están asegurados, a pesar de que los accidentes automovilísticos provocan al año pérdidas materiales por 121,000 millones de pesos; además, tres de cada 100 personas fallecidas mueren por accidente de tránsito y 40,000 personas más que son víctimas de un percance quedan con discapacidad permanente esto de acuerdo con los datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Por su parte, el Gobierno Federal tendría el beneficio inmediato de generar un ahorro anual de 121,000 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, y esta medida lejos de ser observada como una acción para liberar a las arcas federales del pago de los accidentes ocurridos en vías federales o promover la cultura de la prevención, es considerada por el círculo rojo como una medida del Gobierno Federal a favor del sector asegurador; aunque por otro lado, a manera de candado, el documento oficial asienta que por ningún motivo se podrá obligar a los propietarios de los vehículos a que contraten el seguro con alguna institución en específico.

¿Pero a quién beneficia la nueva norma?

De inicio, el sector asegurador se frota las manos y expone: que el automovilista es el beneficiado por este tipo de modificaciones -según la lógica del sector asegurador- ya que el tener un seguro permite a las familias no ver afectada su economía por las eventualidades (robos, choques) o gastos del automóvil -que ubica como “patrimonio familiar”-, pues otras cifras sugieren que uno de cada cuatro autos sufre un accidente cada año.

Sin embargo, la mirada de los expertos regresa al sector asegurador, ya que a pesar de ser uno de las inversionistas institucionales más importantes del país su crecimiento no es tan favorable como espera, por ejemplo, la aseguradora Mapre señaló en un informe de 2013 que México ocupa el onceavo lugar de Latinoamérica en la penetración del sector asegurador, y en el mismo documento, “El Mercado Asegurador Latinoamericano”, señala que la clave del crecimiento del sector asegurador está en las reformas estructurales, tales como la laboral y la ley para el seguro de responsabilidad civil para circular en carreteras federales -que hoy ya son una realidad, pues según las estimaciones de este reporte, se confía en que con estas condiciones la penetración del sector asegurador en el PIB nacional pueda traspasar el 3% en los siguientes años, dato que hoy representa el 1.9% y en la última década se mantiene en un subí baja cercano a esa cifra.

Si bien los beneficios para los usuarios de seguros en cuanto a su protección y el cuidado de sueconomía son claros, una medida como la contratación de una póliza para circular por carreteras federales representará un gasto más para los bolsillos de los ciudadanos, y el mayor beneficiario de dichos recursos terminarán en los bolsillos del sector asegurador, obstante que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá las reglas para la operación de dicho seguro, procurando la accesibilidad económica y la disponibilidad para su contratación; mientras que la verificación del cumplimiento de la regla estará a cargo de la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Policía Federal (PF).

¿Qué será, la falta de cultura o la falta de recursos económicos para la contratación de un seguro?

Lo cual es un razonamiento más profundo si nos ponemos a analizar la economía de nuestro país, los sueldos que se pagan, el valor del salario mínimo, y los altos costes de las aseguradoras quienes toman en cuenta los robos, la violencia, la corrupción, etc. (incluso cambian los costos de seguros según los estados y código postal donde se contrate) en conclusión son caros los seguros para la mayoría de los ciudadanos de nuestro país.

En otros países como nuestro vecino del norte, sí tienen la cultura de la contratación de seguros (y no solo de vehículos, pues es muy amplio su abanico de seguros) y por su economía, salarios, cultura de prevención de accidentes y menor corrupción son mucho más accesibles para la gente; más aún que allá los seguros por no perder clientes, son más competitivos, más atractivos y no ponen tantas trabas para la reciprocidad en caso de algún siniestro (pago) lo cual no ocurre en México pues todos sabemos de casos donde las aseguradoras ponen las letras chiquitas o de plano con descaro exponen su oposición a pagar pretextando cuestiones absurdas.

¿Que está faltando en México?

En la humilde opinión del que escribe, creo que falta más inteligencia y más sensibilidad, tanto del Gobierno (Federal o Estatal) y de la Asociación de Seguros, para cambiar la cultura, pues un seguro es mejor tenerlo, aunque no se ocupe, que no tenerlo para deslindar responsabilidades.

Por ejemplo en Rusia, es muy común que los vehículos tengan cámaras en los parachoques de los carros (eso hace que las personas procuren no pasarse los altos, manejar a la velocidad adecuada, evitar manejar bajo la influencia de alcohol o drogas); aquí en México podría ser que no sea obligatoria dicha cámara, pero que quien esté de acuerdo en portarla que su seguro sea 40% más económico quizás.

Otra opción que no han pensado las aseguradoras es premiar la lealtad de sus clientes y tenerles consideración a quien después de cierto tiempo no haya tenido percances, multas, robos, accidentes, crear una cultura de más responsabilidad y conciencia de mejor manejo, preparar mejor a sus ajustadores pues solo ven por el interés de quienes les pagan y no por los asegurados; etcétera.

⭕ Carpe Diem

Lic. Enrique Martínez Hernández.

ABOGADO POSTULANTE.
FUNDADOR Y DIRECTOR DE DESPACHO: JURIDICO MART S.C.
DIRECTOR DE LA EMPRESA: MART SUMINISTROS INDUSTRIALES, S.A. DE C.V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close