La Abogacía Digital

En la era de la subyugacion tecnológica, la Abogacía no se ha quedado en la convencionalismos de los principios jurídicos y va a la vanguardia en integración a la carrera -forzada y estúpida- de la tramitación digital de casi todo.

Sin embargo, ante ésta innecesaria modernización de procesos y procedimientos que no lo necesitan, la Abogacía resurge en su esencia de buscar la Justicia y sobretodo de proteger las violaciones a los derechos fundamentales de las personas y los ciudadanos.

Por ejemplo, en primer orden, el ejercicio libre de la libertad de expresión, manifestación de la voluntad y preferencias culturales y personales de cada persona en las redes sociales, que siendo en el contexto públicas, son medios de comunicación de la sociedad moderna, por lo que, su ejercicio, respeto y valoración social y moral debe estar regulado por el el Derecho.

También, en el contexto de las redes sociales, las plataformas se usan como medio intermedio de comunicación con grandes empresas del sector privado y comercial, pero también por organismos administrativos, personajes políticos e Instituciones Públicas, lo que se ha convertido en un buzón más expedito para presentar quejas, peticiones, información y en algunos casos, iniciar trámites.

El abogado debe de usar éstas plataformas como herramienta, como estrategia legal, como medio de litigio alternativo, porque, cada vez más las intervenciones físicas se han vuelto complicadas debido al poco interés de los gobiernos de atender directamente a su población, a través de la Red Digital, los ciudadanos, las personas vulnerables y sobre todo, los líderes sociales verdaderos, NO existen.

En un teléfono inteligente (gadget), ya podemos tener todo, desde nuestra agenda, correo electrónico, biblioteca virtual, procesador de palabras y textos, lectura de documentos, acceso a redes sociales, aplicaciones oficiales hasta los portales de Internet de cualquier sitio web del Gobierno o ente particular en México y en el mundo.

Obviamente, al igual que la Toga no hace al Litigante, los gadgets digitales no hacen al Abogado del siglo XXI, es su criterio, experiencia, conocimiento y astucia que logra usar como catalizador todo ese cúmulo de herramientas a su alcance.

Ahora hay que lidiar con la Justicia sistemática que quieren implementar como medio de control social usando sus propias plataformas que han hecho, tal vez un blog de publicaciones en forma de artículo de revista digital sea un buen inicio…

⭕ Carpe Diem

» Rúbrica Legista «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close