La Justicia Digital

Autor: Ignacio Colín Pérez

En mis inicios como Litigante, así como muchos de ustedes recordaran, cuando uno presentaba un escrito o promoción en alguna oficialía dentro de un Juzgado se nos recibía mediante el sello, fecha, nombre y firma del encargado, esto sobre la copia simple que se nos regresaría (acuse de recibido), aunado al registro escrito al respectivo libro de gobierno; aquellos juzgados con más avances en este rubro eran los que marcaban nuestro escrito con un “reloj checador”.

Las cosas han cambiado definitivamente, ahora necesariamente deben ser recibidos en una base de datos implementada a cada Tribunal, ser escaneada así como con todos sus anexos, para que estas imágenes formen parte de un “expediente virtual” y den constancia de su presentación y existencia, entregándonos un acuse de recibido con una impresión que genera la misma computadora en donde se establece un código de barras y demás “señas” que acreditan la correcta presentación, además del sello del Tribunal que recibe, que a decir verdad ya con dicha tecnología se refleja hasta cierto punto fuera de “tono” o de tiempo, y lo digo si lo comparamos con algún otro documento oficial de impresión electrónica como una acta del registro civil, en donde ya no existen sellos hechos con tinta e impresión a pulso humano.

Actualmente escuchamos en materia de juicios la implementación de “sistemas tecnológicos” para nuevos procedimientos o herramientas que están en práctica o lo estarán en lo subsecuente, tales como: “expediente electrónico”, “notificación electrónica”, “firma electrónica”, o bien, “juicios virtuales o por telepresencia”, como fue el caso hace poco más de un año en el Distrito Judicial de Tlalnepantla con un divorcio incausado, en donde el Juez Familiar de dicho Distrito dictó su resolución disolviendo el vinculo matrimonial a los entonces cónyuges, los cuales se encontraban en radicando en diferentes lugares, uno de ellos en Almoloya de Juárez y el otro en Tenango del Valle, ambos en el Estado de México.

¿Hasta dónde llegará a impactar la tecnología dentro de los Juicios o Procedimientos Judiciales?

Hace unos días leía un artículo denominado “Justicia y Algoritmos” escrito por Sebastián Gamen (link), en donde comienza señalando, y transcribo: “El estado de California, EEUU, aprobó el pasado mes una ley con la cual, a partir de octubre de 2019, las fianzas serán reemplazadas por un algoritmo que estimará el riesgo de fuga de un imputado y las probabilidades de reincidir en libertad.”; y vierte una serie de cuestiones que hace pensar hacía donde va dirigida la implementación de la Justicia en la humanidad, y pareciera ser que en determinado momento será a través de “algoritmos y procesos virtuales” sustentados dentro de computadoras y redes virtuales, con las que cualquier ciudadano en su país gozará de la Justicia; es decir, se vislumbra un futuro (probablemente no muy lejano) en donde no habrá necesidad de abogados y jueces, y el “algoritmo” resolverá un caso concreto, mediante ese conjunto ordenado de operaciones sistemáticas que permite hacer un cálculo y hallar la solución de un tipo de problemas.

¿Será posible esto?

Honestamente lo dudo, partamos simplemente de ese principio que clasifica a las Ciencias, en donde nos señala que las Ciencias Sociales no son una ciencia exacta, como pudieran ser las Matemáticas o la Física, por ende, un algoritmo NUNCA podrá resolver la esencia, materia o lo sustantivo del caso en concreto, pero sí probablemente sirva para el mecanismo que es el procedimiento.

Pero detengamos el tiempo y ubiquémonos en la actualidad, es decir en el México de nuestros días, específicamente en nuestro Estado de México; ¿Qué ha sucedido con aquellos mecanismos o sistemas tecnológicos implementados hoy en día en nuestra impartición de Justicia?, ¿han funcionado?, ¿estamos preparados?, la respuesta es que en general no.

Si nos ponemos a pensar por un instante, todos esos cambios que hemos visto suceder dentro de la impartición de Justicia en nuestro Estado, y me atrevo a señalar que en general a nuestro País, no han dado los resultados esperados; un ejemplo de ello es el Juicio Oral, mismo que lleva de la mano herramientas tecnológicas, según ello para su buen funcionamiento, se decía en un inicio de su implementación que “aceleraría” tramites, y en sí la impartición de la Justicia misma, lo cual no ha sido de esa manera, si somos honestos en la mayoría de los casos tardan más por lo general en cualquier materia, salvo algunas excepciones.

Por otro lado, siendo específicos en materia penal he observado absolución de sentenciados por la “falta de audición” en las grabaciones que se hacen en las audiencias, y que no se puede subsanar con una “acta mínima” escrita que se elabora en cada audiencia. La recepción de promociones tarda más, y bueno, me ha tocado iniciar un incidente de Reposición de Actuaciones o de Autos, en donde y como parte se me ha solicitado presentar todos mis acuses de recibido del juicio y de ser posible copias simples de las actuaciones con las que cuente para integrar el nuevo expediente, cuando se supone cuentan con un respaldo o “expediente virtual”.

Por lo que hace a la firma electrónica, considero que una de sus finalidades es correcta, es decir participar los abogados en una nueva modalidad que se supone dará prontitud a la impartición de justicia, pero por otro lado resultará ser en algún momento sustento de ese “registro” fiscal del cual muchos abogados evitamos (el actual Código de Comercio vislumbra también tal situación).

Puedo concluir, que pareciere que no ajustamos la tecnología a nuestros problemas, casos y conflictos y someterla a la mano de la Justicia, sino lo contrario, nuestros legisladores hacen más “fácil” la figura jurídica a encuadrar y su procedimiento para la tecnología a aplicar; un ejemplo de ello es la figura jurídica, del Divorcio Incausado y su procedimiento “especial” (de la que hablaré a fondo en un artículo posterior), figura jurídica que ha resultado ser un “experimento judicial” para el manejo de la tecnología que nos coloca a la “vanguardia” a nivel nacional; y bueno, no les ha bastado a nuestros legisladores en el caso particular del Divorcio que se maneje ya de una manera “directa”, hasta notarial, sino que ahora por medio de “telepresencia”, es decir, solamente el alcance visual para el juez que le permita la transmisión de una cámara a un monitor, como uno de varios elementos para juzgar; pero siendo honestos, les diré algo, eso no nos “bastará”, una figura tan “desgastada moralmente” como el Divorcio, seguramente podrá realizarse más adelante mediante un “chateo judicial”; ¿exagero? no lo creo.

Analicemos entonces los procedimientos, bastará con presentar una solicitud de “Divorcio Incausado” firmada por el solicitante o bien su firma electrónica o código QR de su acta de nacimiento, actas o código QR de las actas de matrimonio e hijos, propuesta de convenio en WORD y correo electrónico o celular de su cónyuge para notificación electrónica; ¿de las dos audiencias?, mientras no se muera el solicitante o se presente a juzgado, o bien mediante una “videoconferencia” (ahora), se va a decretar el Divorcio, así lo señala la ley.

fb_img_1550127656599-1702220425.jpg

Lo que es, si nos ponemos a pensar, NO tiene mayor relevancia lo escrito o la cuestión presencial en juzgado, eso si ya lo superamos con la “telepresencia” o “videoconferencia”, luego entonces, no es descabellado, solo es cuestión de tiempo y como siempre en nuestro Estado de México “vanguardista” adecuar las cosas a lo más fácil; total, siempre podrá existir un Tribunal de Justicia Virtual del Estado de México.

⭕ Carpe Diem

 

Ignacio Colín Pérez

Maestría en Derecho Procesal Penal

Abogado Postulante  y Titular en el Despacho Jurídico “Abogados & Asociados” A.C.

Catedrático en la Universidad del Valle de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close