La trata de personas

Autora: Maribel Chávez González

Hace algunos años, pude haber pensado que era conocedora de la mayoría de los delitos, sin embargo, hubo cambios en mi quehacer jurídico que me hicieron adentrarme en este tema, al principio, fue muy grande mi sorpresa al profundizarme en el estudio de éste, tan interesante, como complejo y aún mucho por descubrir como es la Trata de personas.

Este fenómeno se ha desarrollado especialmente en mujeres, tiene sus raíces profundas en la historia de la humanidad, pues regularmente ha estado ligado a las guerras, a la esclavitud y a considerar especialmente a las mujeres como objetos sexuales, y en esa calidad, fueron y han sido “traficadas” durante mucho tiempo, de manera preponderante las de raza negra e indígenas y comercializadas como esclavas, mano de obra, servidumbre y como objetos sexuales.

Este último fin, el sexual, se daba dentro de los más cotizados, ya que las mujeres estaban a disposición de su comprador, en virtud de que ya habían pagado un precio por ellas, sin tomar en cuenta si era o no decisión de ellas el consentir y sostener alguna relación de tipo sexual, dejando de lado su libertad sexual. Incluso las mujeres en la época de la colonia, se llegaban a considerar como “botín de guerra” y las mujeres que quedaban con vida eran “propiedad” del vencedor y con esto se dio origen al comercio sexual.

A finales del siglo XIX, se agudizó el fenómeno de la “venta” de mujeres, en la que ya eran víctimas las mujeres europeas que huían de la guerra y por lo tanto fueron presa fácil de los traficantes, siendo utilizadas con fines de explotación sexual y trasladadas como concubinas o prostitutas en los países de Europa, siendo esta situación lo que llevó a denominar a dicha actividad como la “Trata de blancas”, porque se reclutaban a mujeres blancas: europeas y americanas, que eran comerciadas hacia países árabes, africanos o asiáticos, como servidumbre y preponderantemente como concubinas y prostitutas.

Afortunadamente ahora existen diversos instrumentos internacionales como el Protocolo de Palermo, que es la base para que el Estado Mexicano pudiera legislar sobre este delito, que como dicen algunos ordenamientos, es un delito de “Lesa Humanidad”, como ya lo es la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en materia de Trata de Personas y para la protección y asistencia a las víctimas de estos delitos.

Pero no sólo existe la Trata de tipo sexual sino también la de matrimonio forzoso o servil, mendicidad, la explotación laboral, la servidumbre entre otros.

Es bien cierto, que en nuestro país no está prohibida la prostitución, pero sí que otra persona se beneficie de esta actividad, aprovechándose del grado de instrucción, falta de apoyo económico, pobreza, género, ignorancia e incluso del enamoramiento o de alguna condición mental por parte de la víctima.

Para nuestra sociedad, es común ver a una mujer parada en una esquina, con la falda corta o muy poca ropa, exceso de maquillaje, esperando que algún sujeto se acerque a ella para ofrecerle sus servicios sexuales o a una persona discapacitada pidiendo limosna, haciendo este su medio de obtener recursos para su manutención, sin que nos preocupe pensar que es lo que hay detrás de esta actividad.

Tal vez como estudiosos del derecho, deberíamos ser un poco más sensibles y conscientes de que verdaderamente existen muchas víctimas de este delito, que por miedo o desconocimiento del delito no denuncian. Y a los que somos testigos de estos hechos, no lo visibilizamos como tal, por pensar que es una conducta cotidiana.

Será que tal vez sería más fácil pensar, como alguna vez escuché decir a un Juez, “no sé, que hace aquí el MP, trayendo ese tipo de delitos al juzgado, si el delito de Trata de personas no existe”.

Por último, quiero hacer mención que “el ser humano no está en venta” y que como sociedad debemos de ser más conscientes de este hecho, está presente pero no tan perceptible.

⭕ Carpe Diem

Maribel Chávez González

Maestra en Derecho Procesal Penal

Agente Investigadora del Ministerio Público del Fuero Común

 

1 comentario en “La trata de personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close