La Familia Multiespecie

Autora: Miriam del Carmen Pichardo Gómez

La institución de la familia hasta el día de hoy, es un término difícil de conceptualizar por la sociedad, no existe una disciplina que tenga a la familia como figura determinante del conocimiento, ya que se ocupan como materias y ciencias auxiliares la Sociología, la Psicología, la Antropología y el Derecho entre otras ciencias, que desde cada uno de sus enfoques permiten determinar, sustentar y fundamentar qué es la familia, y que hasta el día de hoy sigue teniendo una continua evolución.

¿Pero qué entendemos por familia?

Es considerada la base de la sociedad, integrada por un padre, una madre y los hijos, donde se deben cumplir deberes, obligaciones y responsabilidades, es una conceptualización tradicional; sin embargo, al día de hoy, la familia nuclear ha modificado la naturaleza, integrantes y roles, queriendo coincidir con los resultados.

Mencionaremos solo algunos de los tipos de las nuevas familias (además de la tradicional que ya se citó: la familia nuclear), son: la familia extensa, la combinada, la monoparental, la homoparental y la familia multiespecie, esta nueva clasificación la Sociología ha tenido a bien señalar los elementos que la constituyen: “lazos afectivos, seres vivos domésticos, afecto y cuidado”, con estos elementos podemos construir el siguiente concepto:

La familia multiespecie tiene su soporte en la construcción de lazos afectivos por parte de las parejas, cónyuges o concubinos con especies domésticas como un perro o un gato, con la finalidad de brindar afecto y cuidado”.

Es importante señalar, que no es estar en contra del afecto que se puede tener hacia una mascota, es analizar y reflexionar, que es la institución de la familia, los elementos que la integran, la finalidad que se persigue y la importancia que se le debe dar dentro de la Sociología, así como también la protección por el Derecho.

La cultura juega un papel importante, ya que algunas familias cuidan y tratan a sus mascotas como si fueran sus hijos, sin antropoformizarlo, respetándolo en su condición de ser vivo, llámese mascota; las parejas hoy en día están buscando el estatus de familia para el reconocimiento y protección jurídica conscientes de un trato especial para integrarse como miembro de una familia.

Sin embargo es de reflexionar, no podemos llamar familia a cualquier forma de relación, vínculo o convivencia humana y menos que su definición sea explícita por tener o no mascotas, se debe respetar que se integre la mascota a la familia constituida, pero se puede considerar familia cuando las integrantes de lazos afectivos sean las mascotas que se tratan, visten, cuidan, etc. como hijos…? La sociedad está cambiando con la construcción de nuevas formas de estructura de familia.

Las interrogantes serían:

  • ¿La familia multiespecie deberá ser reconocida por el Derecho?
  • ¿Sí el perro es el mejor amigo del hombre, entonces el hombre realmente se comporta como el mejor amigo del perro?

Recordemos que, para ellos, nosotros somos parte de su manada y que para nosotros, ellos son parte de la familia.

Para reflexionar…

⭕ Carpe Diem

Miriam del Carmen Pichardo Gómez

Maestra en Derecho

Abogada Postulante y Docente Académica

correo electrónico

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close