¿Aplica el Derecho a la Vida Artificial?

Autor: Rodrigo González Enríquez

El debate constante sobre la inteligencia artificial se ha venido extendiendo aún mucho más en estos últimos años, toda vez que conforme van incrementándose los avances tecnológicos, la posibilidad de la creación de una inteligencia artificial completa y autónoma se vuelve cada vez más una realidad palpable.

La inteligencia artificial, en resumen; no es otra cosa más que la capacidad artificial de un ente informático para tomar decisiones autónomas, y estas decisiones pueden ser insertadas en el sector laboral, social, gubernamental e inclusive militar.

La idea por sí sola de una inteligencia artificial autónoma, implica un fuerte cuestionamiento entre la ética y la practicidad de las cosas, lo anterior porque el hecho de pensar en una inteligencia artificial autónoma, implica la idea de crear, por decirlo así, vida consciente capaz de tomar decisiones mediante algoritmos avanzados
matemáticos.

Hay que recordar que toda creación humana debe de responder fundamentalmente a una necesidad humana, es decir, que las cosas que el hombre crea deben de servir para beneficio del hombre y no en su perjuicio. Y este es el eje del debate fundamental puesto que la idea de una inteligencia artificial autónoma capaz de tomar decisiones, puede implicar riesgos elevados.

Esto va mucho más allá de una plenitud de la Revolución industrial, la cual se alcanzó cuando una máquina fue capaz de crear otra máquina; en el caso de la inteligencia artificial, básicamente se plantea la idea de que una máquina sea capaz de decidir el motivo y las razones para crear otra máquina… va mucho más allá de lo que fue concebido en el siglo pasado y antepasado en cuanto a la tecnología industrial se refiere.

Existen múltiples riesgos en los que la Ciencia Jurídica debe aplicarse respecto al desarrollo de la Inteligencia o vida artificial:

  • el riesgo de crear armas autónomas que puedan volverse en contra de sus creadores;
  • el riesgo de que la inteligencia artificial sea capaz de manipular a la sociedad humana;
  • el riesgo de que la inteligencia artificial per sé o manipulada por un cierto sector humano, sea capaz de invadir completamente la privacidad de la sociedad;
  • el riesgo de que la inteligencia artificial ante ponga sus objetivos y prioridades a los objetivos y prioridades humanos; y
  • el riesgo de la discriminación y delitos relacionados: cuándo las grandes empresas emplean la inteligencia artificial a través de algoritmos para analizar las redes sociales de futuros empleados o aspirantes a una fuente de empleo, generando una especie de catálogos virtuales de empleados que le pueden convenir más a una empresa, dejando por completo a un lado la calidad y talento humano.

Son muchos factores y muchos riesgos que la Inteligencia Artificial implica, y también, un constante debate entre la Ética y el Derecho, puesto que crear vida artificial implica, en cierta manera, crear un esquema de derechos para una nueva entidad consciente, que puede ser susceptible de tener derechos y obligaciones en el entorno social, lo cual implica crear un marco especializado de Derecho para englobar todas estas cuestiones.

Pero lo que es más importante y lo que toda legislación no debe pasar por alto respecto al uso y desarrollo de inteligencia artificial: no se debe de dejar por ningún motivo la prioridad del ser humano por sobre cualquier máquina, por sobre cualquier clase de inteligencia e incluso por sobre cualquier otra cosa.

Bien lo dijo en su momento el físico matemático Stephen Hawking, recomendó con su amplia experiencia dos cosas respecto a los fenómenos de Inteligencia Artificial y a la vida alienígena:

» evitar el contacto humano con seres alienígenas de otros mundos, puesto que tales seres extra terrenales tienen sus propios intereses y sus intenciones y respecto a los humanos no podrían ser meramente buenas.

» planteó una postura de tener absolutamente controlada a la Inteligencia Artificial y no permitir que comenzará a influir en los asuntos legales, políticos y sociales de la sociedad.

Premisa que ES FALSA, y contraria en la realidad post moderna principalmente posterior a la segunda guerra mundial, ya que tanto corporaciones como gobiernos lo están haciendo y perfeccionando cada vez más y más, al margen y superando a la legislación, la Justicia y el Derecho…

⭕ Carpe Diem

Rodrigo González Enríquez

Abogado Postulante

 

Responder a leblancs924 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close